Criterios de evaluación

EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA

  • LENGUA Y LITERATURA:

PRIMER CURSO

SEGUNDO CURSO

TERCER CURSO

CUARTO CURSO

  • REFUERZO DE LA COMPETENCIA EN COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA

PRIMER CURSO

SEGUNDO CURSO


BACHILLERATO

  • LENGUA Y LITERATURA

PRIMER CURSO

SEGUNDO CURSO

  • LITERATURA UNIVERSAL

PRIMER CURSO


FORMACIÓN PROFESIONAL BÁSICA

  • ÁMBITO DE COMUNICACIÓN Y SOCIEDAD

PRIMER CURSO

SEGUNDO CURSO

 

Bienvenida al extraño curso 2020

En este incierto escenario que es el mundo, nosotros, personajes que pululamos entre la ceguera y la lucidez, nos sujetamos a la cultura, sobre todo a la palabra y la literatura, para tender un ancla que nos permita prosperar ante las adversidades que se presentan en este camino.

Pretendiendo aparentar cierta nueva normalidad que no es normal, y atendiendo a la nueva presencialidad en la que muchos no caben, y por tanto, no están, mantendremos este blog para que sirva, de manera práctica, al recordatorio de profesores, cursos, tareas, pruebas, etc.

De otra manera, esperamos poder ser una ventana donde de vez en cuando poder quitarnos la máscara y respirar profundo, viviendo en mundos creados por las voces de otros y recreados por las nuestras.

Bienvenido a casa, aunque todo sea tan raro.

DÍA DEL LIBRO 23 DE ABRIL 2020

Como sabéis, hoy se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Libro, ese objeto cotidiano al que tan poco valor le damos a veces, pero sin el cual el hombre no habría conseguido alcanzar el grado de conocimientos y bienestar que tenemos hoy en día. Los libros han permitido el avance del conocimiento y han creado el mundo que conocemos.

De igual modo, los libros nos han dado la posibilidad de crear otros mundos que han hecho más habitable el nuestro y han permitido al hombre ser otros hombres, vivir otras vidas.

En palabras de Umberto Eco:

            “Quien no lee, a los 70 años habrá vivido una sola vida, ¡la propia! Quien lee  habrá vivido 5000 años. Estaba cuando Caín mató a Abel, cuando Renzo se casó con Lucía, cuando Leopardi admiraba el infinito… Porque la lectura es la inmortalidad hacia atrás”. 

Desde la Biblioteca y el Departamento de Lengua Castellana y Literatura del IES Los Albares, os deseamos un feliz Día del Libro.

NULA DIES SINE LINEA

 

 

21 DE MARZO: DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

 

Hoy se celebra el Día Mundial de la Poesía, establecido por la UNESCO en 1999 con la intención de preservar y fomentar este género literario.

La poesía es un género de lenta digestión, la lectura de un poema requiere de un lector paciente, dispuesto a desentrañar el sentido de las palabras, a disfrutar de los sonidos, de las emociones, de las sensaciones que provoca el poema; de los recuerdos que evocan en su mente. Es difícil encontrar ese tiempo en un mundo marcado por las prisas, que no nos permite detenernos, diseñado para no dejarnos parar ni un segundo. Por eso hay tan poquitos lectores de poesía.

Pero hoy es distinto, hoy quizás dispongamos de un poco más de tiempo para disfrutar de la poesía. Así que aquí os dejamos algunos poemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fantásticas novelas juveniles

La niña miró hacia el interior. Había numerosos abrigos colgados, la mayoría de piel. Nada le gustaba tanto a Lucía como el tacto y el olor de las pieles. Se introdujo en el enorme ropero y caminó entre los abrigos, mientras frotaba su rostro contra ellos. Había dejado la puerta abierta, por supuesto, pues comprendía que sería una verdadera locura encerrarse en el armario. Avanzó algo más y descubrió una segunda hilera de abrigos. Estaba bastante oscuro ahí adentro, así es que mantuvo los brazos estirados para no chocar con el fondo del ropero. Dio un paso más, luego otros dos, tres… Esperaba siempre tocar la madera del ropero con la punta de los dedos, pero no llegaba nunca hasta el fondo.

No es muy sorprendente que después de aquello yo me convirtiera en un niño muy consciente de las brujas. Si por casualidad me encontraba solo en la carretera y veía acercarse a una mujer que llevaba guantes, cruzaba rápidamente al otro lado. Y como el tiempo fue bastante frío durante todo ese mes, casi todas llevaban guantes. Sin embargo, curiosamente, nunca volví a ver a la mujer de la serpiente verde.
Esa fue mi primera bruja. Pero no fue la última.

Matilda no se atrevió a responderle y permaneció callada. Sintió que le invadía la cólera. Sabía que no era bueno aborrecer de aquella forma a sus padres, pero le costaba trabajo no hacerlo. Lo que había leído le había mostrado un aspecto de la vida que ellos ni siquiera vislumbraban. Si por lo menos hubieran leído algo de Dickens o de Kipling, sabrían que la vida era algo más que engañar a la gente y ver la televisión.

—Recuerdo cada varita que he vendido, Harry Potter. Cada una de las varitas. Y resulta que la cola de fénix de don­de salió la pluma que está en tu varita dio otra pluma, sólo una más. Y realmente es muy curioso que estuvieras desti­nado a esa varita, cuando fue su hermana la que te hizo esa cicatriz.

Clásicos contemporáneos

Según su itinerario, debía llegar a la capital de las Indias, el 25 de octubre, veintitrés días después de haber salido de Londres, y llegaba el día fijado. No tenía pues, ni adelanto, ni atraso. Desgraciadamente, los días ganados entre Londres y Bombay quedaban perdidos, del modo que se sabe, en la travesía de la península indostánica; pero es de suponer que Phileas Fogg no lo sentía.

Desde que habíamos topado con el esqueleto y habían empezado a dar vueltas en sus cabezas a esos recuerdos, sus voces iban haciéndose un sombrío susurro, de forma que el rumor de las conversaciones apenas rompía el silencio del bosque. Y de pronto, saliendo de entre los árboles que se levantaban ante nosotros, una voz aguda, temblorosa y rota entonó la vieja canción:
          «Quince hombres en el cofre del muerto.
           ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Y una botella de ron!».

Sí, es una historia desagradable porque el hombre en cuestión era un personaje detestable, un auténtico infame, mientras que la persona que firmó ese cheque es un modelo de virtudes, un hombre muy conocido y, lo que es peor, famoso por sus buenas obras. Un caso de chantaje, supongo. El del caballero honorable que se ve obligado a pagar una fortuna por un desliz de juventud. Por eso doy a este edificio el nombre de «la casa del chantaje». Aunque aun eso estaría muy lejos de explicarlo todo -añadió. Y dicho esto se hundió en sus meditaciones.

  -Entre paréntesis, Dorian -dijo al cabo de unos momentos -, “¿ de que le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si pierde – ¿cómo era la cita? Sí, eso es -; si pierde su propia alma?”
Dorian tuvo un estremecimiento, dio unas cuantas notas falsas y, volviéndose, miró fijamente a su amigo.